El juego de pelota, en náhuatl Tlachtli, o pok-ta-pok en maya, fue uno de los deportes prehispánicos mas famosos de Mesoamérica y sus zonas aledañas, aunque arqueólogos e historiadores han demostrado que el juego variaba según la región en que se jugaba, las reglas básicas eran casi siempre las mismas, aunque también se le conoció como Teotlachtli, fue mas común nombrarlo Tlachtli.




El Tlachtli se remonta a muchos años atrás, aproximadamente al 1200 a.C., aunque otros piensan que este juego puede ser mas antiguo, posiblemente desde el 3500 a.C, y se supone que pudo haber sido inventado por la cultura Olmeca, donde se encontraban muchos arboles de goma, y mas tarde se expandió por toda Mesoamérica, tanto que para la llegada de los españoles, todas las culturas de la región jugaban al Tlachtli.

La cultura Nahualt se refería al Tlachtli como un juego inventado por los dioses antes de la creación de la tierra, por lo cual el campo de juego (tlachco) representaba el cielo, y la pelota como una estrella que viajaba lado a lado del campo, recorriendo el campo, en una lucha entre las fuerzas de la luz y la oscuridad, mas tarde en Teotihuacán, los dioses jugarían por primera vez en la tierra para que los mortales aprendieran el Tlachtli. Por eso el Tlachctli no era practicado por cualquier persona, pues al tener un significado astral y religioso para los pueblos de Mesoamérica, los sacerdotes, los tlatoani (gobernantes de ciudades), los pipiltin, y los guerreros eran los únicos dignos de aprender sus reglas, y practicarlo en los lugares designados a ello, como lugares importantes o ceremoniales donde estaba ubicado el Tlachco o campo de juego, la parte central de la ciudad de Tenochtitlan, Chichent Itza o Monte Alban son ejemplos de lugares donde se realizaban los encuentros de Tlachtli.



La cancha de Tlachtli tenía forma de H, o más bien una i mayúscula, aunque también existían variaciones como la de forma de T, y a sus lados se colocaba las gradas para los espectadores, en el medio de cada muro se encontraban dos anillos o tlachtemalacalt en forma vertical hechos en piedra o madera, por el cual se debía pasar la pelota de ulli que era de hule macizo, con un peso entre 3 y 5 kg, que si se lograba pasar por el aro (pues rara vez ocurría), daría la victoria para el equipo marcador, y se consideraría como una hazaña digna de celebración, asimismo también se daban puntos por golpear al contrincante con la pelota y derribarlo (pues esa pelota era muy dura), o por hacer que rebotara la pelota con la partes del cuerpo no autorizadas del contrincante, esto lleva a entender que el juego era brutal, pues entre los contrincantes se golpeaban para evitar que pudieran tener la pelota y pasarla por el tlachtemalacalt, cuando terminaba el juego, la mayoría de los participantes podrían encontrarse heridos, pues los golpes con la pelota estrujaban la carne y hasta los huesos, haciendo sangrar a los jugadores, es por eso que en el juego era mas común que los jugadores llevaran protección como petos, rodilleras, mentoneras, cascos etc.



Las reglas del juego consistían en que los jugadores debían utilizar las caderas, los codos o las rodillas para tocar el balón, aunque existían excepciones cuando la pelota corría el riesgo de salirse del campo de juego, se podía utilizar la cabeza o las manos para “salvarla”, un jugador no podía quedarse solo con el balón, debía golpearlo y pasarlo a sus compañeros, si se llegaba a tocar el balón con una parte no autorizada entonces el equipo contario podía patear la pelota hacia el anillo (algo así como cuando se cobra un penalti en futbol, sin la barrera claro esta!), no existían tiempo determinado para el juego, así que solo se terminaba hasta que alguno de los equipos pasara la pelota por el tlachtemalacalt, cada equipo podía estar conformado de 2 a 5 jugadores, y cada equipo comenzaba con cierta cantidad de puntos, que a medida que avanzaba el juego aumentaban o disminuían, según las acciones de los jugadores, como derribar a su contrincante con la pelota (puntos buenos) o tocar la pelota con partes no autorizadas (puntos malos), aun asi el punto definitivo, era pasar la pelota por el aro, pues eso daba como terminado el juego y daba la victoria al equipo marcador.




Antes del juego, los jugadores realizaban rituales para tener suerte en el juego, además de la brutalidad del juego que llamaba tanto la atención, también las apuestas eran parte de estos juegos, desde hermosas y decoradas mantas de algodón, o algunos alimentos especiales, y también incluyendo mujeres y esclavos.

Cuando un equipo ganaba, el equipo perdedor era sacrificado a los dioses, aunque también hubo épocas en que el anotador del punto que daba la victoria, era el sacrificado, pues para los dioses era más importante sacrificar a alguien considerado como el mas fuerte, aun así el juego fue evolucionando tanto que después era rara la vez que se realizaban sacrificios humanos después del juego, aunque esto varia según las diferentes culturas que habitaban la región.

Hoy en día, con ciertas variaciones, el juego aun se practica en algunos lugares de Mexico y zonas aledañas, aunque con la llegada de los españoles a Mesoamerica se había prohibido, hoy se juega para recordar esa diversidad cultural y enriquecedora historia de México y sus alrededores, esta vez de forma lúdica y cultural.

Aqui les dejo un video de la Pelicula El Dorado de Disney, aunque o habla del juego como tal, y presenta ciertos errores, pueden hacerce una idea de como era...y ademas reir un rato :)


Este articulo, ademas de ser informativo y didactico, tambien lo hago como regalo de cumpleaños para Gabriela Mora, del Blog Mi vaca Tiene Hambre, pues hoy esta cumpliendo 25 añitos. ¡Feliz cumple Gabriela!