Percepción Intraoperatoria o Anestesia Consciente es una situación que se estima puede presentarse en 1 de cada 1000 pacientes mientras están siendo operados con anestesia general, que de cierto modo resulta insuficiente para “dormir” totalmente al paciente que aunque paralizado, esta consciente en el momento de la operación, el solo imaginarnos en una situación de este tipo, nos produce escalofríos, parece sacado de una película de terror, pero esto es la realidad.

Aunque la posibilidad de que ocurra esto es del 1% de las intervenciones quirúrgicas, existen cuatro diferentes estados de profundidad anestésica, el nivel 1: es la percepción consciente sin amnesia, el nivel 2: es la percepción consciente con amnesia, el nivel 3: percepción subconsciente con amnesia y el nivel 4: no percepción intraoperatoria (pueden respirar tranquilos), eso quiere decir que ese 1% anterior, se encontraría en alguno de los tres primero niveles, podríamos considerar que el peor de los casos es el nivel 1, pues el paciente estará consciente en la operación y después de esta recordara lo ocurrido en la sala de operaciones.

La película Awake (Despierto, Bajo Anestesia), trata sobre esta situación que viven o vivirán algunos pacientes con percepción intraroperatoria, aunque parece mas un thriller de conspiración, pone como ejemplo al protagonista, que se somete a un trasplante de corazón, pero se da cuenta que después de haber sido anestesiado, sigue escuchando las voces de los cirujanos, y además siente el dolor de la operación, pero el sin poder hacer nada, debe soportar todo aquello que le esta ocurriendo.



Aunque la película muestra que el paciente siente dolor, los estudios científicos sobre la percepción intraoperatoria hablan de pacientes que escuchan las conversaciones, que nota lo que están haciendo en su cuerpo, y en casos aislados, que sienta la presión de la operación, mas no es posible que sienta dolor, pues sus nervios están dormidos, así que aunque este consciente, el dolor no se puede sentir; científicos proponen que los pacientes que viven la percepción intraoperatoria posiblemente tengan un alteración en el sistema nervioso, y se han conocido casos en que algunos pacientes contaron sus “vivencias” dentro de la sala de operaciones, contando lo que escucharon de los quirófanos, pero sin ninguna alteración psicológica o trauma alguno.

La capacidad de escucha es la ultima que se pierde al ser anestesiado, asimismo es la primera que se recupera en el post-operatorio, por eso no es extraño que lo mas común que se produce en la percepción intraoperatoria sea escuchar lo que ocurre alrededor, aunque existen algunos síntomas fisiológicos, como medir la frecuencia cardiaca o el lagrimeo, pero no son tan seguros, la única forma de asegurarse de que el paciente esta totalmente inconsciente es analizando la actividad cerebral del paciente, aun asi esta técnica a sido cuestionada, que se suponía daba resultados fiables, en especial en la anestesia intravenosa, en la cual existe mas probabilidad de que ocurra la percepción intraoperatoria.

El solo hecho de visitar un hospital da miedo, y es difícil cuando antes de ser operados vemos todos esos aparatos que se utilizaran con nosotros, por eso no me imagino en los zapatos de aquellos que pueden llegar a escuchar todo lo que ocurre en el quirófano, aun así, muchos médicos y científicos se están esforzando por lograr encontrar las causas exactas de porque ocurre esto, y como evitarlo.

¿Uds. que opinan queridos lectores?