martes, 15 de junio de 2010

ARQUETIPOS NEO-JUNGUIANOS DE CAROL S. PEARSON, LA TRAVESIA DEL HEROE Y SU IMPORTANCIA

“El secreto de la existencia humana esta no solo en vivir sino también en saber para que se vive”
Fiódor Dostoyevski



La travesía del héroe, como su nombre lo indica, es un viaje, una aventura que es nuestra propia vida, y el héroe, por supuesto, somos nosotros, destinados a encontrar el tesoro de nuestro verdadero self (si mismo), en un camino que obviamente se encuentra lleno de obstáculos y miedos, con los cuales debemos luchar como el héroe lo haría contra los villanos y monstruos del camino, para finalmente retornar a nuestro reino, victoriosos.

Esta travesía consta de tres “momentos” (Preparación, Travesía y Retorno), y que están en “sincronía” con las etapas del desarrollo psíquico (Ego, Alma y Self), y constan cada una de cuatro arquetipos identificados con diferentes cualidades, habilidades y pensamientos pero que en si se complementan y son necesarios para la Travesía. Carol S. Pearson estudio la psicología analítica de Jung, y se intereso por los Arquetipos, lo cuales son símbolos e imágenes pertenecientes al inconsciente colectivo, habituales en todas las personas, muy frecuentes en contenidos oníricos, y comunes en leyendas, mitos y cuentos, en lo cuales se baso Jung, intentando establecer como los Arquetipos puede expresar momentos de la vida de un ser humano. Carol Pearson al estudiar estas imágenes, intenta establecer que una serie de arquetipos, que se complementan para dar origen así a la Travesía del héroe, necesaria para la autorrealización, para conocerse a si mismo, y la cual no ocurre en un solo momento, sino es constante en nosotros, en cualquier momento que sea necesario que el orden sea establecido en nuestro reino, esta travesía, igualmente que los arquetipos propuestos por Pearson, es muy común encontrarla en cuentos, libros, el cine, y hasta los videojuegos, ejemplos podemos encontrar en El señor de los Anillos, el poema épico de Beowulf, el mito de Hércules, La Guerra de las Galaxias, Final Fantasy…etc, en todas podemos observar como en necesario que para que un reino no se desborone y se precipite en el caos total, un personaje sobresale entre los demás y para salvarlo tiene que ir en busca de algo o alguien que ayudará en la salvación del reino, y que finalmente como héroe en su retorno restaura el orden para devolver la paz y armonía.

Esta travesía, propuesta por Pearson, también esta expresada en nuestras vidas, y refleja la búsqueda de un nuevo inicio, de la búsqueda de nosotros mismos, como la oruga que esta en preparación para sus metamorfosis y que finalmente saldrá de su capullo como una mariposa, asimismo nosotros comenzamos nuestra travesía como una búsqueda de tesoros y vivencias que enriquecerán nuestra experiencia, y de la cual debemos ser conscientes, ya que nosotros mismo escribimos nuestra propia travesía, y así es como se da nuestro auto reconocimiento y maduración. La travesía, al igual que un cuento épico, muestra lo que toda persona debe enfrentar, ya que es un conflicto entre opuestos, amores, odios, miedos, deseos, puntos fuertes, debilidades, es obvio que es un proceso complejo pero de gran importancia en el ser humano, constantemente esta ocurriendo en nuestras vidas, no lo vemos como una travesía, pero si nos fijamos bien, somos los héroes, y nuestra vida, el reino.




La misión en sí misma está llena de obstáculos y peligros que, al final, ofrece grandes logros y recompensas como: el conocerse más y mejor como persona, reconocer el por qué de estar aquí y ahora, la capacidad de tener éxito en el mundo, tener experiencias significativas para toda la vida, el conocimiento de los misterios del alma humana, adquirir sabiduría, la oportunidad de hallar y expresar nuestros dones únicos en el mundo y de vivir en una comunidad de amor con los demás (Bejarano pág.127)


Los logros que nombra la cita son muy importantes, pero para ganarsen se debe emprender la travesía, desafiar los dragones que atormentan nuestro reino, ganar batallas contra grandes monstruos; mucha gente olvida a si mismos batallar por su reino, y pueden llegar a ser dominadas por esos miedos, lo que les traerá consigo que esa persona no sienta la capacidad de hacerse grande, de poder emprender un viaje para conocerse a si mismo, para obtener un nuevo don y compartirlo, para darse cuenta que al igual que las demás personas el no es mas ni menos, y que su regreso enriquecido le permite una exploración a si mismo y un rescate de los grandes tesoros de su reino.

Pero cada reino es diferente, y debemos defenderlo, al no emprenderse una travesía, solo queda un vacio, el cual en ocasiones se llena con algún tipo de actividad adictiva (drogas, sexo, alcohol, actividades frenéticas sin sentido) solo para sentirnos significativos y “en movimiento”, y que nos lleva a convertir en alguien preocupado, “sin camino” y viviendo de constantes comparaciones, ya que en buscamos ser guapos, exitosos y millonarios, pero ¿Por qué?; ahora se nos trata como objetos, como maquinas y como fuentes de dinero para grandes empresas, eso afecta nuestro valor humano, inconscientemente hacemos parte de este sistema sin sentido, pero debemos daros cuenta que somos valiosos, y para conocer que somos, que queremos y a donde nos dirigimos, es necesario emprender nuestra travesía, hoy en día el dinero es un bien necesario, pero de que vale si no hay una autorrealización, sin nuestro propio mito épico, sin nuestro don para compartir con los demás, en vez de preguntarnos ¿Cómo hago para parecerme a el /ella? ¿Qué tiene el/ella que yo no tenga?, deberíamos preguntarnos ¿Qué debo hacer para aprovechar lo mejor de si mismo? ¿Qué habilidades, cualidades y fortalezas tengo?, ya que es necesario para nuestros propio viaje, nuestro propio proceso, al compararnos con los demás y buscar ser como los demás, jamás nos hallaremos a nosotros mismos, a nuestro héroe interior y nuestro reino quedara solo y abandonado.


La travesía del héroe, no busca una auto-ayuda, sino un autoconocimiento, para darle un valor a lo que somos nosotros mismos, el motivo no es parecerse a otro héroe, sino ser nuestro propio héroe, con todo lo que somos y queremos. La travesía del héroe propuesta por Pearson, en mi opinión no es algo que debemos ver como una tarea a realizar, la travesía es solo un reflejo, una expresión de nuestra propia vida, en imágenes simbólicas que han estado con nosotros desde tiempos remotos, haciendo parte de nuestro inconsciente colectivo, sabemos que todos tenemos ese héroe interior, sabemos que en ocasiones debemos enfrentarnos a ciertos monstruos y dragones, y que si lo hacemos nos sentiremos felices y satisfechos con nosotros mismos. Los arquetipos que propone la Doctora Pearson son 12, existen para ayudarnos en la travesía, y es importante aceptar la ayuda de cada una de estas imágenes ya que cada una ofrece un don diferente pero igualmente importante en la travesía, como se dijo anteriormente, esta travesía es constante, pero cada vez que retornamos a nuestro reino, nos damos cuenta que hemos evolucionado, y que estaremos listos para nuestra próxima travesía.



Así como se dan las etapas de la travesía del héroe también se dan las etapas del desarrollo psíquico; ‘primero desarrollamos el Ego, luego nos encontramos con el Alma y finalmente se produce una sensación única y singular del Self o Sí Mismo. El periplo del Ego nos enseña a mantenernos a salvo y tener éxito en el mundo. La travesía del Alma nos ayuda a tornarnos reales y auténticos a medida que nos enfrentamos con los misterios más profundos de la vida; y el viaje del Self o Sí Mismo nos muestra el modo de encontrar y expresar nuestra autenticidad, nuestro potencial y nuestra libertad’

(Pearson S. Carol 1989, pág. 44; citado por Bejarano pág. 132)

LA PREPARACION: EL DESARROLLO DEL EGO

El desarrollo del ego, es el inicio de la Travesía del héroe, la preparación de la travesía, nos conecta con nuestro niño interior (Inocente y Huérfano), aun desprovisto de herramientas y armas, y que observa que hay un peligro acechando el reino, y con nuestro padre interno ( Bienhechor como el padre que cuida y Guerrero como el que padre que protege), entonces para el desarrollo del ego es importante despertar estos 4 arquetipos; el héroe, desprovisto de armas, y viendo el peligro que amenaza el reino, y aun sin saber que hacer, ayuda a los demás y se ofrece a proteger el reino, es hay donde esta preparado para avanzar a la travesía, los cuatro arquetipos (Inocente, Huérfano, Bienhechor y Guerrero) son conocidos también como arquetipos de la familia, ya que proporcionan una “familia” interior, mejor dicho, nos sentimos seguros e independientes, capaces de avanzar en la travesía por nosotros mismos, asumiendo los riesgos y las responsabilidades. Este el es inicio de la travesía, un reconocimiento hacia nosotros, nos observamos capaces de asumir un reto, y nos observamos fuertes ante cualquier adversidad, ayudamos y rescatamos al los que necesitan, y protegemos a capa y espada.




El Inocente nos ayuda a desarrollar la persona, la máscara que usamos para establecer nuestro rol social. El Huérfano preside en las partes de nuestro psiquismo que reprimimos, negamos o simplemente ocultamos para poder exhibir una persona aceptable para nosotros y para los demás. El Guerrero afirma el Ego, concentrándose en la definición y protección de los límites y la satisfacción de las necesidades. También actúa al servicio del Superego, o Ego ideal, para aplastar o castigar las tendencias que percibe como inmorales, autodestructivas o dañinas para los demás. El Bienhechor tiene las llaves de las puertas del corazón, para que nuestra bondad esté motivada por genuina compasión por nosotros o los demás. En conjunto los cuatro arquetipos ayudan a generar un envoltorio – que para abreviar llamamos Ego – dentro del que puede fluir el Alma. (Pearson S. Carol 1.989, pág. 49; citado por Bejarano pág. 144)




1. El Inocente: El inocente es el que ayuda en la construcción de nuestra personalidad, la meta de este arquetipo es ser feliz, ser amado, ser aceptado en la sociedad, basado en ello, nos ayuda a construir la persona, sabe que al final habrá un premio, una “tierra prometida” , dentro de cada uno de nosotros el inocente es el niño espontaneo, que aunque esta ligado a que le ayuden, quiere intentar hacer las cosas por el mismo, y con optimismo ha de tomar el viaje. La importancia de este arquetipo de traduce en el sentido de que se espera de nosotros y quienes somos.

2. El Huérfano: El huérfano entiende que importa a todos, tal y como es, desea ser cuidado y atendido, pero quiere crecer como persona, para lo cual debe ser independiente, evalúa lo que es el Inocente y reprime algunas características personales para satisfacer su nueva imagen.

3. El Guerrero: El guerrero ayuda a desarrollar la fuerza del Ego cuando se trata de metas de nuestro propio interés, y el Superego cuando se trata de ayudar a otras personas y obrar moralmente, el guerrero ayuda al Ego en mantener ese equilibrio entre el Ello y Superego, el guerrero es el fuerte, el valiente, el que salva el día, lucha en defensa propia o de los demás, es moral y trabaja por lo que se propone.

4. El Bienhechor: Nos ayuda a desarrollar el sentido moral y altruista, es movido por la compasión, la generosidad y el ayudar a los demás. Ayuda a que miremos a los demás y los hagamos sentir valorados, haciéndolos sentir seguros y cuidados. No busca su propia supervivencia sino que se basa en la moral, para que los demás también sean salvados y ayudados, y empezamos a entender el equilibrio entre el dar y recibir, igualmente que ocurre entre el Ego y Superego.



LA TRAVESIA: EL DESARROLLO DEL ALMA

El alma nos provee de la sensación de sentido y valor en nuestras vidas, es la esencia de nuestra vida, y la ve como tal, intenta alejar los pensamientos razonables del ego, para intentar adentrarnos mas al mundo de la espiritualidad de si mismos, es vivir todo tal como es, no solo saber que es bueno y malo, sino que se es capaz de experimentar las consecuencias de cada uno, y finalmente hacerse real, y ser responsable, sin necesidad de sentir sentimientos de culpa o remordimiento, si se logra la unión con nuestra alma, finalmente podremos lograr el siguiente paso que permite el nacimiento del nuevo Si mismo (Self). Los arquetipos de la etapa de la Travesía son conocidos como los Arquetipos de Transformación y Cambio, personifican el proceso de búsqueda de nuevas opciones, derribar lo que ya no sirve, nos acercan a los misterios de la vida y la muerte, a comprometerse con la gente, valores y actividades, y la creación de nuevas formas.



1. El Buscador: Se interesa por explorar lo desconocido, nos da un “empujon” para que nos libremos de lo que estamos acostumbrados, aferrados, y advirtamos nuevos caminos, nos hace encontrar con la plenitud de la vida, nos hace enfrentarnos al azar, y aquellos que nos ofrece la aventura, nos ayuda a superar los temores futuros y los miedos de abandonar una situación comoda, nos envía a lo desconocido, a desafiar a lo que mas tememos.

2. El Destructor: El destructor no es como tal un destructor, es mas bien considerado como el que intenta hacernos desapegar de algo, de renunciar a algo, que de si, ya no nos sirve, en su forma negativa, si puede llegar a ser autodestructivo y también con los demás, el cual se debe enfrentar para encontrar el verdadero sentido que se le debe dar a este arquetipo, es como un limpiador, invitándonos al tesoro que aguarda el Alma, el como el jardinero que quita la maleza para que su flores resalten y se vean mucho mejor.

3. El Amante: El arquetipo del Amante esta vinculado con todo tipo de amor, amor de los padres, de la amistad, al amor espiritual, pero lo conocemos mejor en el romance. Intenta representar una unión que dará origen al Self, entre lo masculino y femenino interno.

4. El Creador: Representa el descubrimiento de nuestra identidad, nos permite mantener ejercitadas las capacidades de crear, de imaginar, de observar, de la intuición, permitiendo que renovemos e innovemos, para nuestra vida, ayudando a expresarnos de la mejor manera, con nuestra creaciones, nuestros propios proyectos.

EL RETORNO: EL DESARROLLO DEL SELF

El retorno puede describirse virtualmente como el proceso final de la Travesía del Héroe, pero no olvidemos que es un proceso que se repite, claro esta, con las experiencias adquiridas en la ultima experiencia, y decididos de nuevo a encontrarnos a si mismos, y adquirir nuevas experiencias.

El si mismo es la unidad última de la personalidad y es simbolizada por el círculo, la cruz y las figuras mandalas (un mandala es un dibujo que se usa en la meditación porque tiende a señalar a su atención de nuevo al centro, y puede ser tan simple como una figura geométrica o tan complicada como un vitral). Las personificaciones que mejor representan uno mismo son de Cristo y Buda, dos personajes que muchos relacionan con la perfección, y como antes se dijo, una representación de un “Dios interno” pero Jung creía que la perfección de la personalidad sólo es verdaderamente lograda en la muerte. La meta de la vida es darse cuenta de sí mismo, esa es la importancia del self, es el punto final del proceso de individuación que representa la trascendencia de todos los opuestos, de manera que cada aspecto de su personalidad se manifiesta por igual. Para impedir que sea demasiado místico, se piensa en él como un nuevo centro, una posición más equilibrada, para su psique. Cuando eres joven, te centras en el ego y la preocupación acerca de las trivialidades de la persona. Cuando seas mayor (suponiendo que se ha ido desarrollando como debería), se enfoca un poco más profundo, en el yo, y acercarse más a todas las personas, toda la vida, incluso el propio universo.



1. El Mago: El mago manifiesta la inteligencia creativa y practica que alienta la audacia y conduce al éxito, otorga valor y fuerza. El modulo, dice, que al igual que el gobernante, tiene la responsabilidad sobre su reino, no puede hacerlo si se encuentra enfermo, es entonces cuando el mago se manifiesta, el cura, lo alienta, y lo conduce al éxito de su reino, al gobernante. El mago impulsa, emprende y actúa lo mas rápido ante su temor, para poder dominarlo y no ser dominado. El mago no es solo mago, representa también al consejero, no cura con magia, sino ofreciendo autoconfianza, liderazgo, una completa realización de sus proyectos, llegando a manejar cualquier momento de la vida, ya que conoce como dominar la materia, los elementos que la conforman, de una forma hábil, con responsabilidad y dinamismo. El mago posee muchos recursos, por lo cual puede hacer “magia” con ellos, manejarlos a su antojo, pero de una forma benigna, asumiendo optimismo en cada destreza adquirida, del mago depende si la guerra “se gana o se pierde” si ofrece en su totalidad su curación y su “magia”. Es el poder personal…el éxito!“

1. El Bufón: Su meta es el disfrute y el placer, el bufón representa la libertad de espíritu, sin ataduras materiales ni místicas, es puro, en sus metas intenta establecer la idea de la alegría de vivir, para el gobernante es importante estar al mando de su reino y junto con su consejero, pueden tomar las mejores decisiones para este, pero el bufón ofrece un ambiente un poco mas despreocupado, junto con la lúdica y una forma diferente de ver algunos eventos, el bufón parece que tuviera gran importancia, pero la tiene, el es aquel que asume aquellos momentos que pueden ocurrir como no esperábamos, y asume que las cosas estaban destinadas a ocurrir asi, sin culpar a nadie, ni sentirse atado por la culpa, y que mas tarde el mago, utilizara para saber que en vez de preguntarse ¿Quién tiene la culpa? Se preguntara ¿Qué he aprendido de este acontecimiento?, es así como el bufón ayuda con su sentido de lo inusual, de aceptar las cosas como son, sentirse mas libre, mas alegre, el bufon da una idea utópica de cómo puede ser el mundo, aspirando a que se haga realidad, cumpliendo las metas propuestas, siendo original, curioso y divertido.

2. El Gobernante: Representa como su nombre lo dice, un gobernante, pero con cualidades de liderazgo, de espíritu por sus proyectos, por su creatividad y su liderazgo, avivado con la intervención de mago, su importancia radica en la realización de sus proyectos, el Gobernante necesita que su reino sea perfecto, necesita ganar guerras, para el es importante llevar a su reino al éxito, con un entorno seguro, manteniendo el orden y la disciplina, el Gobernante ejerce orden y justicia, pero junto al sabio, el bufón y el mago, se convierte mas en un gobernante inteligente, que en un dictador que lleve a ruinas a su reino, su importancia también se ve en la disciplina, mantener el orden, la estabilidad, el gobernante planifica y defiende su reino, a aquellos que dependen de el, con su fuerza y valentía dirige su reino al éxito, es razonable y lógico, es decidido y sabe que camino seguir. Es compasivo, y construye su reino con responsabilidad.

3. El Sabio: El sabio busca en conocimiento y la verdad, el sabio es importante para el mago y el gobernante, pues ofrece la verdad, es objetivo, y es como “un iluminado”, que puede ofrecer una mejor forma de llevar los proyectos a cabo, el sabio desea comprender el mundo, y llevar a cabo un conocimiento de si mismo, del Reino, teniendo en claro que la verdad es aprovechable, y puede ser de utilidad al gobernante, el sabio libera de la confusión, y así solo deja la verdad a la vista, colocando en claro lo que hay que hacer. Gracias a la verdad el sabio ayudar en el crecimiento, la transformación, el conocimiento espiritual, o autorrealización. El sabio es una “mente abierta” que complace la curiosidad del bufón, y comprende mejor lo que ocurre teniendo en cuenta lo que sabe, el sabio como meta tiene que lograr exactamente ser sabio, ser objetivo, experimentar, descubrir la verdad, se vuelve escéptico hasta que el mismo no sepa lo que ocurre a su alrededor, sus consejos junto con la ayuda del mago, son parte importante para el éxito del reino, en su concepto positivo, aunque si ocurre lo contrario y no vence sus enemigo, puede llevarlo a la destrucción o desequilibrio.

MITOS, LEYENDA, SÍMBOLOS Y TRADICIONES, ESENCIAS DE NUESTRA MEMORIA COLECTIVA.

El mundo es un sinfín de culturas, todas con sus propias tradiciones, de las cuales hacen parte un conjunto de personas con un origen común, pero ya sea hablando de tradiciones, mitos, leyendas, cuentos antiguos o símbolos, sabemos que es un aspecto universal, todas las culturas están ligadas por estos aspectos, asimismo cada persona presenta una conexión, casi como si su vida fuera regida por estas particularidades de la cultura y a lo cual llamo Carl Jung como Memoria Colectiva.

Si nos ubicamos un poco en las clases del profesor de historia, podemos recordar que desde tiempos arcaicos, los grupos humanos intentando explicar fenómenos de la naturaleza y su propio origen, dieron nacimiento a mitos, tradiciones y símbolos, que fueron cedidos a la misma naturaleza humana, como parte de nosotros, ¿a que nos referimos exactamente con esto?, para hacerlo mas fácil de entender, hagamos un ejemplo: dos grandes civilizaciones de la cultura occidental, griegos y latinos, estaban ligados por muchos aspectos, y con el paso del tiempo las dos civilización se fundieron, simbología, tradiciones y mitos, lo hicieron del mismo modo, ya que esta era la mejor forma de transmitir aspectos religiosos y culturales, pero de la misma manera los mitos y leyendas expresaban algo que siempre magnifico el ser humano, hablamos de las hazañas, tareas, y recorridos que realizaban los protagonistas épicos, salvando gente, a su pueblo, recibiendo ayuda de los dioses; mirándolo de esta forma podemos darnos cuenta que no solo eran leyendas o mitos, sino reflejos de la misma vida humana, disimulado entre estos símbolos, mitos y tradiciones, estaba una enseñanza, un mensaje, algo que se quedo entre nosotros, entonces ¿ los rituales y tradiciones, conservan en si mismos una gran cantidad de las misma esencia humana? ¿Están con nosotros desde que el ser humano es ser humano?



La respuesta, es claro que si!, ¿Por qué?, volvamos al ejemplo anterior. Con la llegada del cristianismo, las historia de Jesús, (un hombre que salvo a la humanidad, y viajo predicando y ayudando a mucha gente) y algunas tradiciones judías empezaron a expandirse por todo lo que en aquella época se conocía como “Imperio Romano”, y combinándose con las tradiciones existentes, igualmente con las llegada de los germanos, godos, sajones, magiares…etc, y con el pasar de los años, estas tradiciones se adoptaron y se adaptaron de forma que aunque se perdiera el origen verdadero, estaban tan ligadas a nosotros, que ya hacían parte de nuestra vida, y formaban parte de nuestro inconsciente colectivo, pero ¿cómo se observa esta simbología y tradiciones en nuestra vida actual?. Bueno sigamos en el ejemplo anterior, el ritual de la boda cristiana, en si misma es un conjunto del legado de símbolos y tradiciones dejados por los pueblos que dieron forma a la religión católica, y desde mucho mas antes; observamos símbolos paganos como el ramo de flores, o el arroz lanzado a los novios, que son tradiciones de la fertilidad, aun hoy practicadas en pueblos hindúes, la cruz, el vestido blanco (que para los cristianos representa la pureza) ,o la tradición de llevar algo viejo, algo nuevo, algo prestado o usado y algo azul, originaria de la Edad Media, otra es llevar a la novia en brazos que proviene de la “fiesta del rapto” (este a si mismo basado en mitos como el rapto de Europa, la primera reina de Creta) de la antigua Grecia, donde el novio irrumpía a la casa de los suegros y simulaba un rapto de la novia, para al siguiente día celebrar el matrimonio.

Hablemos de otra tradición, el Halloween, originalmente el origen de esta fiesta se conoce como Samhain, una celebración que hacían los Celtas a sus ancestros, y donde los sacerdotes se colocaban mascaras para la fiesta de los Espíritus, con la influencia irlandés, se incluyo la costumbre de vaciar calabazas para colocarles velas dentro. Mas adelante, el papa Gregorio III cambio la fecha de celebración del día de Todos los Santos al 1 de Noviembre, fecha cercana en la cual se celebraba el Samhain. Mas tarde se daría origen a la Vigilia de todos los Santos, que se celebraría el 31 de Octubre, y con el conjunto de tradiciones paganas y cristianas, la celebración tomo otro rumbo y llego a llamarse Halloween; igualmente que el rito de la boda, originalmente muchos ritos y tradiciones tenia un contenido religioso, otro ejemplo es el de los 15 años, un ritual muy común en la actualidad, y que civilizaciones antiguas celebraban como el paso de la niña a la madurez, igualmente que el Bat Mitzvah judio (el de los hombres es Bar Mitzvah).



De lo dicho anteriormente decimos entonces que aunque los rituales, supersticiones y tradiciones, con sus bases en mitos, cuentos antiguos y leyendas, hacen tanto parte de nuestra vida actual, en nuestro inconsciente colectivo, donde se guardan aquellas figuras arquetípicas, que en momentos dados dominan algunos aspectos de nuestra vida, no celebramos rituales antiguos, pero tenemos nuestros propios rituales, y aunque la diferencia de un ritual que realizaba una tribu precolombina, a un ritual actual como la graduación de la universidad, una boda, haber sido ascendido en el trabajo…etc. Parecen lejanos entre si, pero en su significado, su simbología encontraremos enseñanzas, mensajes, de la propia vida. La cruz cristiana de la iglesia católica, seria un claro ejemplo de un símbolo, pero mas que la muerte y resurrección de Jesús, asimismo nos “cuenta” la travesía de este hombre, y aquello que dijo y dejo como legado, que en si es la religión cristiana. Buda por ejemplo, de el se realizan infinidades de estatuillas, el mensaje de esas estatuillas es muy sagrado, y en si refleja las enseñanzas de este hombre, podríamos considerar que esta es la prueba y fundamentación del budismo, un mensaje de humildad y amor para la humanidad. Los símbolos religiosos en si reflejan un camino de vida, la historia o vida de su fundador, y promueven un estilo de vida, es casi imposible decir que no creemos en nada, porque ya sean tradiciones, supersticiones hacen parte de nuestro inconsciente colectivo, no nos podemos “alejar” de este legado, ya que es parte de nosotros, de cierto modo, aun sin darnos cuenta compartimos todo esto, por eso se llama inconsciente colectivo.

Los mitos y leyendas, junto con la simbología y sus significados, no son solo historias ficticias y metafóricas, donde un hombre con ciertas habilidades realiza esta u otra acción, como lo dijimos anteriormente, es la vida humana lo que fue inspiración para estas historias, la pregunta del por que de la existencia, de las metas y objetivos de un hombre cualquiera en su vida; las metáforas no solo eran imaginación sino una forma de interpretar aquello que querían decirnos estas fuentes de sabiduría tradicional, los dragones, por ejemplo, con aspecto furioso, que atacaban poblados, eran derrotados por héroes llenos de valentía, que iban en busca de un tesoro, porque era necesario para ayudar a su pueblo o porque tenia que salvar alguna damisela en peligro. El dragón, siempre será tomado como el obstáculo del héroe, es el reflejo de los obstáculos que se tienen al momento de alcanzar una meta, y que es importante vencerlos para lograr terminar nuestra tarea; como Lucifer lo es para Jesús, los ricos y soldados para Robin Hood, el Dragón para Beowulf o la criptonita para Superman, sin importar las diferencias de las historias y sus épocas u origen, estos símbolos representarían los problemas o debilidades que deben enfrentar estos personajes.

Analizando lo anterior nos conectamos con lo que expone la doctora Pearson, cuando nos habla de la Travesía del Héroe, un proceso de autoconocimiento y evolución, dominado por una serie de arquetipos, tomemos como ejemplo el arquetipo del inocente, en muchos mitos y leyendas no escucharemos sobre “el inocente” pero lo veremos reflejado en algún momento de la vida del personaje, llámesele el ingenuo, la virgen, el cándido, pero expresa de cierto modo lo mismo, aunque el personaje varia entre historias y época, su significado es el mismo y presentara de tal manera las cualidades dominantes del arquetipo, por eso es que estas imágenes son consideradas universales, plasmadas en nuestro inconsciente colectivo.



Mitos, leyendas, libros, el cine, entre otros, presentan esta travesía a través de sus personajes, expresándonos sus miedos, sus metas, sus problemas, su propia fuerza, igualmente que la vida del Ser Humano, sus sombras, sus tesoros, sus dragones, sus habilidades. Los mitos asimismo al contar la vida de un héroe o personaje, nos muestra un mensaje de la vida misma, en la cual desde tiempos remotos el hombre ha visto como fuente de inspiración, mitos y leyendas dejan un mensaje fundamentando valores, que para el hombre son el mejor camino para su travesía.

Se piensa que al igual que algunos etólogos postulan, sobre las características heredadas e “impresas” en el código genético de un animal, determinan algunos comportamientos que sin haberlo visto, lo realiza sin ningún problema, de la misma forma ocurre con los símbolos y comportamientos nuestros, se podría decir que de cierta forma están en nuestra genética y nuestro cerebro, por lo cual también significa que es universal. Pero no debemos confundir el inconsciente colectivo, como una actividad mecánica, como un proceso cognoscitivo, al referirnos a que heredamos comportamientos, los heredamos genéticamente, pero el inconsciente colectivo es más bien una función simbólica, transmitida, en cada uno de nosotros. Cuando hablamos de una tradición familiar, la realizamos, porque no es solo nuestra, sino que allí esta la esencia de nuestros antepasados, ya sea nuestro tatarabuelo, pero aun así, por medios de historias, símbolos y el leguaje, de gran importancia por supuesto, esta tradición se vuelve propia, de nosotros.

La psicología analítica, expone que los mitos manifiestan la esencia del inconsciente, y ofrecen un sentido a la existencia humana y sus grande interrogantes, es por eso, que el legado de estos mitos y leyendas, en la actualidad es muy experimentado por grandes culturas, ya sea por medio de las fiestas, los carnavales, las tradiciones, los rituales, no es solo un orgullo de pueblo, sino un orgullo de ser humanos como tal, por eso nunca nos cansaremos de ver un carnaval cultural, y de ver la boda como un ritual tan hermoso en donde un hombre se une a una mujer para ser uno solo y formar una familia, o el nacimiento de una nueva vida, o la inclinación hacia una religión o creencia.

En conclusión, conservamos un legado de nuestra esencia, invisible, intangible, pero esta aquí, ¿lo sentimos? Claro. Es la vida misma, es ser Humanos, aun nos queda mucho por ver, por saber, por descubrir, estamos listos para ser nuestro propio mito, nuestra propia travesía.


Referencias


• Bejarano, Jorge Enrique. Modulo Memoria Colectiva, Mitos, Rituales y Fiestas.

454 pág.

• Corona, Guadalupe. El Camino Sagrado de la Creatividad. http://132.248.35.1/cultura/enlaces/coloquio2002/mesa3creat.html

• Maruri, Ernesto. El Viaje Como Metáfora de la Búsqueda de Uno Mismo. La Psicoterapia Como Viaje. http://www.ernestomaruri.com/psicoViaje.php

• Mayam, Belen. Arquetipos y Aventura Interior. Alicante, España. http://www.mazulagia.com/articulos/crecimientopersonal_2006-02a.htm

• Pearson, S. Carol. Archetypes10. http://www.herowithin.com/arch101.html

• Arquetipos Organizacion. http://132.248.35.1/cultura/enlaces/coloquio2002/mesa3creat.html

• Los arquetipos de Carol S. Pearson. https://sites.google.com/site/arquetiposyesenciasflorales/home

1 comentario:

  1. Muy interesante su página.
    Atentamente,

    Jefferson Bastidas Mejía
    Editor de
    https://sites.google.com/site/arquetiposyesenciasflorales/

    ResponderEliminar

Compañeros y visitantes de este blog, su opinión nos permite mejorar cada vez mas, explorar nuevos temas y compartirlos con ustedes.