En la cocina, en el baño. en el ascensor, en el zoológico ...infinidad de formas y lugares - e inclusive olores, sabores, sensaciones -, cada persona tiene un estilo propio de fantasear, especialmente cuando se trata de momentos eróticos y sexuales, cada imagen mental, es el producto de los pensamientos e ideas que tenga el sujeto sobre algún momento o persona (s) especifica (s) en los que esta inmerso un contenido erótico del cual desea y/o tiene la necesidad el sujeto, asimismo puede que se trate de una fantasía que no pueda o quiera realizar el sujeto en el mundo real.

Aunque fantasear con momentos eróticos o sexuales, puede estar muy entrelazado con la masturbación  muchas personas fantasean - y nada mas -, inclusive fantasear puede no solo ser un momento propio, sino en conjunto con otra persona.

Tomado de: http://4.bp.blogspot.com


Según el sexologo Jose Bustamante ejercita un "musculo" muy importante: La mente, a partir, de la cual, imaginando situaciones sexuales a partir de momentos vividos o fantasias, estimula la excitacion sexual - y como no - , pero el fantasear fortalece la mente, pues sin importar que tan - "cochino" - salvaje parezca o extraño, estimulan nuestros procesos cognitivos, asi

Al final, el objetivo de la fantasía es llenar la mente de erotismo para que las tareas de la casa, el trabajo, o cualquier otra preocupación no tengan espacio para desconcentrarnos. 

Una situación que despierta el deseo no necesariamente implica imaginarse con una estrella de Hollywood - a mi no me engañan -, incluso puede tratarse de momentos ya vividos, románticos, con su pareja, que son recordados con o sin variaciones.

Estas ensoñaciones tienen una función sexual muy poderosa, estimulan el deseo, encienden los motores en el "antes" e, incluso, son imprescindibles para algunas en el "durante".

Es indispensable que se dejan las culpas o falsas creencias a un lado a la hora de fantasear, incluso a veces es algo tan natural, de un momento a otro estamos en "algo" y ¡tachan! resultamos imaginando cualquier cosa - pervertida -. Fantasear es algo sano y normal, anormal seria que se sintiera malestar cuando se esta fantaseando, puede ser importante considerarlo. La sexualidad y fantasías entre hombre y mujer varían.

Tomado de: http://bucket.clanacion.com.ar/anexos/fotos/45/1442945.JPG


El señor Bustamante aconseja:


1.- Tener una fantasía no significa querer llevarla a cabo. "A veces fantaseamos con cosas que nos gustaría reproducir, pero no necesariamente".
2.- Fantasear es en sí mismo estimulante. "Aunque no tengamos pareja o estemos pasando por una sequía sexual".
3.- Fantasear no significa ser alguien hipersexualizado. "La mayoría de las personas fantaseamos, además lo hacemos desde la pubertad y, salvo que nos impongamos no hacerlo por diversas cuestiones, seguiremos haciéndolo de forma natural".
4.- Fantasear no te lleva a obsesionarte. "Hay gente que teme obsesionarse si fantasea. La única señal de alarma es empezar a sentirse mal al fantasear. En ese caso, algo está pasando".