La leche es un alimento del cual se puede aprovechar todos sus componentes, es por eso que desde tiempos remotos el hombre ha desarrollado la producción de alimentos que derivan de la leche; estos productos no son tan complejos de hacer, pues se hacían desde mucho antes de la industrialización y el desarrollo de maquinas y componentes para hacer productos más duraderos.

Muchas técnicas de producción de alimentos lácteos se están perdiendo, hacer por ejemplo mantequilla es una de las más sencillas, pero que a falta de nuestro conocimiento no aprovechamos, pues los productos naturales son mas deliciosos, no hay nada como lo hecho en casa.

En el siguiente trabajo desarrollaremos el proceso de producción de mantequilla casera, y el cual puede utilizarse como guía para aquellos que desean intentar hacerla en casa.


Para la creación de mantequilla se hace necesario recolectar una cantidad suficiente de nata de la leche, en mi caso se hizo un poco complicado recolectar una cantidad de nata considerable, así que como alternativa se puede utilizar la crema de leche.


La cantidad de crema de leche utilizada fueron 400 gr.




La deposite en una pequeña olla, pero es preferible usar un recipiente plástico, después la coloque en la nevera y la deje hasta el siguiente dia, asi estará mejor para batir.





Al siguiente dia la saque de la nevera, le agregue un poco de sal, pues en mi caso quería que mi mantequilla fuera de sal, pero si no se desea hacer con sal, no hay problema.
Empecé a batir manualmente, pero también es recomendable con batidora, en otras fuentes también se puede encontrar que se puede utilizar la licuadora, la procesadora de alimentos, o inclusive una botella de plástico bien limpia y tapada la cual hay que agitar.








En el proceso manual, la duración es de aproximadamente unos 35 a 45 min. batiendo, a mitad del proceso se notara que la crema empieza a espesar un poco, y después ya casi finalizando se empezaran a formar pequeños grumos que se separaran del suero que tenia la crema (suero de leche).







Cuando ya notamos la total separación de la composición solida de la parte liquida, entonces procedemos a escurrir el suero en otro recipiente, este suero es delicioso y también se utiliza para realizar algunas recetas de cocina.


Seguimos eliminando el suero haciendo presión sobre la mantequilla, después echamos agua limpia que este fría, y de nuevo hacemos el proceso de eliminar el poco suero restante junto con el agua.


Se debe asegurar de eliminar todo el contenido liquido que se encuentre.




Despues de esto, depositamos la mantequilla en un recipiente plástico, y la depositamos en el refrigerador para que se conserve y lista para disfrutar.