Que levante la mano aquel, que cuando era pequeño no hizo un pataleta y “chillo” para que sus papas le prestaran atención y le compraran lo que quería, y claro, como todo padre, que se compadece de su hijo, cede y le da lo que quiere, (que tramposos éramos no?), y cuando nos observaban calmados nos decían, “ja, eso eran puras lagrimas de cocodrilo”…pero, ¿cual es el origen de esa frase tan común que decimos cuando alguien finge estar llorando o triste para que los demás se compadezcan de el?














Para poder entenderlo, tenemos que hablar un poco de biología; antes se sostenía la leyenda que cuando un cocodrilo terminaba de devorar su presa entonces lloraba, muchos lo interpretaban diciendo que era porque su festín acababa muy rápido y eso le causaba tristeza, pero los científicos tienen una version mas creíble, aseguran que los cocodrilos tienen muy cerca sus glándulas salivales y lagrimales, lo que quiere decir que cuando se alimenta se estimulan las dos glándulas, causando que “llore”, además recordemos que el cocodrilo es un animal que también pertenece al agua, por lo cual para mantener sus ojos húmedos, lagrimea; pero esto no quiere decir que el cocodrilo este triste o siempre este llorando, pues solo lo hace por necesidad, pero la cultura a transformado este fenómeno natural, aludiendo a que el cocodrilo llora para que alguna presa se acerque a el y caiga en la trampa, de hay el dicho de “lagrimas de cocodrilo” para fingir tristeza o llanto, y que los demás nos crean, pero esta tristeza para muchos que no “caen” es lo que ellos dicen: son puras lagrimas de cocodrilo.